18
Enero
2024
|
06:00
Europe/Amsterdam

Colombianos reducen gastos, ahorran y pagan más rápido sus deudas

INT-LATAM-23-F134695-Colombia-Q2-23-Consumer-Pulse-Newsroom

 

  • Consumidores se preparan para hacer frente a sus preocupaciones alrededor de la inflación, el desempleo y las tasas de interés altas.
  • El Consumer Pulse de TransUnion evidencia que aunque el 97% de los encuestados considera importante el acceso al crédito, solo el 44% cree tener acceso suficiente.
  • Para el 40% de las personas encuestadas, sus ingresos familiares se mantuvieron, mientras que un 25% indicó que sus ingresos disminuyeron y un 36% que aumentaron en los últimos tres meses.
  • Cuatro de cada 10 colombianos afirmó haber sido objeto de intentos de fraude en línea, por correo electrónico, llamadas telefónicas o mensajes de texto, en los últimos tres meses.

Las dinámicas macroeconómicas en torno al alto costo de vida, el empleo y las altas tasas de interés siguen despertando preocupación en los colombianos y para hacer frente a estas preocupaciones y sus posibles impactos, los consumidores indicaron estar reduciendo gastos, ahorrando más y pagando más rápido sus deudas.

Así se desprende de la más reciente encuesta Consumer Pulse realizada por TransUnion a los consumidores colombianos en el cuarto trimestre de 2023. El 75% de los consumidores mencionó la inflación como una de sus tres principales preocupaciones financieras, seguida del empleo y el aumento de las tasas de interés (ambos con un 47%), precios de la vivienda en un 42% y la posibilidad de una recesión en un 41%.

Frente a una posible recesión, los consumidores indicaron que se están preparando, reduciendo sus gastos (76%), acumulando ahorros (58%) y pagando más rápido sus deudas (47%).

A continuación más detalles del Consumer Pulse relacionados con el acceso al crédito, dinámicas de los ingresos familiares y afectaciones por fraude digital:

Colombianos creen que el acceso al crédito es importante, pero que no cuentan con acceso suficiente

En el cuarto trimestre de 2023, la mayoría de los colombianos (97%) consideraba importante el acceso a crédito y a productos crediticos. Sin embargo, solo el 44% de los encuestados creía tener acceso suficiente. Para los consumidores de la Generación Z, aquellos que creían tener acceso suficiente eran menos que en cualquier otra generación, con un 26%.

En general, el 45% de los consumidores tenían planeado solicitar un crédito nuevo o refinanciar uno existente en los próximos 12 meses, lo que representaba un aumento respecto al 43% del tercer trimestre de 2023.

El 55% de los Millennials (la cifra más alta entre generaciones y con un aumento frente al 48% del tercer trimestre) afirmó que tenía pensado solicitar un nuevo crédito o refinanciar uno existente en el próximo año. Entre todas las generaciones que tenían planeado solicitar un nuevo crédito en los próximos 12 meses, los principales productos crediticos fueron un nuevo crédito personal (44%), refinanciar un crédito personal existente (34%) y solicitar una nueva tarjeta de crédito (29%).

El 51% de los consumidores indicó que consideró solicitar un nuevo crédito o refinanciar un crédito existente, pero finalmente decidió no hacerlo (un aumento de cuatro puntos porcentuales frente al 47% del tercer trimestre).

Además, el 64% indicó que el aumento de las tasas de interés tenía un impacto significativo en su intención de solicitar crédito en los próximos 12 meses (un aumento frente al 60% del tercer trimestre), seguido por el 28% que afirmó que los cambios tenían un impacto moderado, el 4% experimentó un impacto bajo y el 4% no experimentó ningún impacto.

Impacto en el ingreso de los hogares, gastos y pago de obligaciones

En el cuarto trimestre, el 40% de los encuestados afirmó que sus ingresos familiares se habían mantenido igual en los últimos tres meses (casi lo mismo que en el tercer trimestre de 2023), el 25% indicó que disminuyeron (ligeramente más que el 24%) y el 36% indicó un aumento (igual que en el tercer trimestre).

Sin embargo, la mayoría de los consumidores encuestados estaban optimistas acerca de las finanzas de su hogar en los próximos 12 meses (78%, en comparación con el 74% del tercer trimestre), mientras que un 9% se mostraba pesimista y un 13% no se consideraba ni optimista ni pesimista. Los consumidores de la Generación Z y los Millennials fueron los más optimistas entre las generaciones, con un 82% y un 81% de respuestas, respectivamente.

Cuando se les preguntó cómo se estaban viendo afectados sus ingresos familiares en la actualidad (si es que lo estaban), el 20% indicó que alguien de su hogar había perdido su empleo, mientras que el 19% dijo que a alguien le habían reducido el sueldo/salario (ambos porcentajes iguales al tercer trimestre). En el lado positivo, el 14% indicó que habían comenzado un nuevo negocio y el 13% un nuevo trabajo (la Generación Z tenía el porcentaje más alto entre las generaciones, con un 16% y un 21%, respectivamente).

En cuanto al comportamiento de gastos y deudas, un porcentaje menor (58%, tres puntos porcentuales menos que en el tercer trimestre) indicó que redujo sus gastos discrecionales (cenas afuera, viajes y entretenimiento) en los últimos tres meses (el porcentaje más alto corresponde a los Baby Boomers y el más bajo a la Generación Z). En general, el 25% informó que canceló suscripciones o membresías y el 19% canceló o redujo servicios digitales. Por otro lado, el 37% indicó que pagó sus deudas más rápido (igual que en el tercer trimestre. Además, el 19% informó que aumentó el uso del crédito disponible (ligeramente menos que en el tercer trimestre del año).

Además, el 43% (una disminución de 3 puntos porcentuales frente al tercer trimestre del año) de todos los encuestados esperaba que los gastos discrecionales, como cenar fuera, viajar o entretenimiento, disminuyeran en los próximos tres meses.

En cuanto a gastos minoristas, como ropa, electrónicos o bienes duraderos, el 35% del total de los consumidores encuestados esperaba una disminución en los próximos tres meses (más alto que el porcentaje que esperaba un aumento o que se mantuviera igual). Además, el 41% esperaba una disminución en las compras importantes, como electrodomésticos o automóviles (también más alto que el porcentaje que esperaba un aumento o que se mantuviera igual).

Con respecto a las obligaciones de pago, el 30% indicó que no podrían pagar al menos una de sus obligaciones actuales en su totalidad (igual que en el tercer trimestre).

Aumento en las víctimas de fraude

En el cuarto trimestre, el 40% de los consumidores indicó que había sido objeto de intentos de fraude en línea, correo electrónico, llamadas telefónicas o mensajes de texto en los últimos tres meses. El 10% afirmó haber sido víctima de ese tipo de fraude, lo que representa un aumento de dos puntos porcentuales frente al tercer trimestre. El "smishing" (mensajes de texto fraudulentos destinados a engañarlo para que revele información) fue el esquema más común entre aquellos que fueron objeto de estos fraudes, con un 43%, seguido por el "vishing" (llamadas telefónicas fraudulentas destinadas a engañarlo para que revele información) con un 39%.